Artículos

3.ago.2016 / 11:10 am / Haga un comentario

Por: José Ramón Rivero | @joseramonrivero

Aún retumban en el Congreso de los Estados Unidos las unilaterales palabras de George Bush hijo, “Quien no está con nosotros, está contra nosotros”, pronunciadas para iniciar una guerra sin fin contra los talibanes, que ha degenerado en un conflicto directo o una amenaza nada virtual contra los pueblos del mundo, añadió que quienes no se le sumaran serían tratados “como hostiles, con todas las consecuencias”.

Ese 20 de septiembre de 2001 también espetó “Utilizaremos todos los recursos a nuestro alcance, cada instrumento diplomático, cada pieza de información, cada medio legal, cada influencia financiera y cada arma de guerra, para entorpecer y derrotar la red del terror mundial”. 15 años después han utilizado todo lo que anunció y mucho más, también es claro que hay más terrorismo que a comienzos de siglo.

Hoy el futuro es más incierto y violento, durante tres lustros han logrado ocultarle al mundo que la guerra imperialista contra el terror es como todas las guerras… una fuente ilimitada de negocios particulares y corporativos, vinculados a la industria armamentista y en este caso a los hidrocarburos; un comercio que en nada repara vidas perdidas o naciones destruidas.

Todo ese terror imperialista para combatir al terrorismo en oriente medio ha sido permanentemente justificado en la mediática mundial. Son tan condenables las acciones terroristas en Bruselas, Paris, Niza y Múnich como los bombardeos a los pueblos palestinos por parte del sionismo israelí, la verdad es más condenable la génesis violenta y la lógica de gobiernos excesivamente armados que agreden pueblos enteros en forma bélica, que la acción de un fanático psicológicamente manipulado para que se explote a sí mismo en un mercado o en una terminal.

Los gobiernos imperialistas disponen de medios y formas para luchar contra el terror sin que tengan que recurrir al aplastamiento o desmembramiento de países enteros; pero eso no dejaría las ganancias que han obtenido en todos estos años.

En lo mediático invisibilizan el terror que EEUU y Europa inocularon en Irak, Libia y Siria, inclusive lo presentan como una noble causa, mientras exacerban los actos condenables y deleznables que lo terroristas realizan en territorio europeo o estadounidense. Hay más vinculación de la deseable entre la industria informativa y los intereses económicos belicistas.

Esto le hace daño a la humanidad, presente y futura. En términos de asesinatos y personas mutiladas ese perjuicio es irreversible, la lucha contra el terrorismo desarrollado por grupos como los talibanes o el ISIS, que en determinados momentos fueron asesorados y apertrechados por los propios gringos, no puede seguirse realizando en la forma cómo hasta ahora lo han hecho las potencias occidentales en estos 15 años de violencia irracional y antihumana; otra lógica es necesaria, basada en atender a lo social y al ser humano en términos históricos, superando las supuestas soluciones que generan más odio y terror para muchos, mientras enriquecen a unos pocos.

31/07/2016

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.